miércoles, enero 21, 2009

LEYENDA URBANA Nº 8


Se desconoce cual, pero existe ya una línea habilitada con el propósito de aunar servicio y recreo. Es algo que, si surte los efectos perseguidos, se trasladará al resto de la flota. La empresa concesionaria del servicio de autobuses de la ciudad, a fin de facilitar el uso del transporte público, entendió que lo lúdico debía constituir un servicio adicional al propio del de desplacerse de un punto a otro del perímetro municipal. Hasta ahora la ambientación musical mediante la radio y la incorporación de todo un universo de información y comerciales, proporcionados a través de las pantallas de televisión, conseguían una oferta de distracción a la que acceder de uno en uno. Sin embargo y de cara a contribuir con los esfuerzos de recuperación económica que no solo competen a las administraciones, sino a todos quienes están en disposición de procurar lo que haga falta para superar el quebranto económico que venimos sufriendo, en el caso de que este proyecto siga adelante, a la plantilla de conductores se sumarán profesionales de la animación sociocultural que, considerando las características del espacio donde se han de desarrollar las actividades propias de un concierto de amenidad como el que se pretende, faciliten un entendimiento cívico mejor. Si no se ha facilitado el número de la línea donde van a acontecer las sesiones experimentales correspondientes al propósito antes dicho es porque se prefiere la sorpresa y no perturbar de antemano el funcionamiento del servicio. Una de las alternativas de juego que se sabe desde hace días es la de las sillas musicales. Se acortará el número de asientos en los coches dispuestos para la experiencia y, en vez de ir a los costados como hasta ahora, quedarán dispuestos en dos columnas centrales unidas dejando espacio de pasillo a los costados. Lo demás, ya es de dominio público.      

 

 

 

1 comentario:

NoeliaA dijo...

Jaja, menudo teatrillo!